El Texano se encuentra nuevamente entre las grandes figuras del pancracio mexicano…

Ahora forma parte del elenco estelar de Triple «A», donde tuvo suerte y con base en su capacidad, de golpe y porrazo se colocó entre los que semana a semana suben a los diferentes escenarios para mostrar al público que lo que bien se aprende jamás se olvida.

Lo que es más digno de encomio, es que Texano vuelve a colocarse en el gusto del público en una época difícil y muy competitiva, donde pululan muchos luchadores con etiqueta de estelares, pero es la calidad y capacidad del luchador de Tijuana, la que finalmente lo pone en escena.

Como gladiador de alta escuela, versátil, experimentado y más espectacular, tiene la gloria a sus pies.

Carrera exitosa

Este hombre que desde chamaco sabe lo que es ganarse la vida trabajando, ahora se le brinda la oportunidad estelar y seguramente le pondrá en cada lucha ese extra que es lo que consolida y le reditúa muchos fans, miles, que los tiene. Pero cuando alguien se entrega como lo hace el Texano la gente responde, porque el público tiene algo digno de admirar: sabe reconocer a los que realmente valen y tienen capacidad, en cualquier arena y ante cualquier público, El Texano se rifa como el mejor de la comarca donde comanda Antonio Peña.

Figura entre los legendarios de tríos famosos, por lo que no sería raro que pronto se alíe con el Indómito, con quien ya formaba una pareja de respeto en el medio. No hay que olvidar que también se les integró otro as de las rudezas: el Cobarde.

Entre los planes del Texano, está volver a colocarse entre los mejores tríos del país, ahora con sus nuevos socios.

Y comenzarán a poner a prueba a todos los que ya se sienten grandes, porque para ser el mejor hay que vencer a los mejo-res y eso es precisamente lo que Texano y socios, están dispuestos a ser.

Luchador versátil

Otro detalle que tiene Texano es que al ritmo que le luchan responde. Se acomoda con el que le echen y sus luchas son muy espectaculares.

Es ahí donde sale a escena, la experiencia, la clase y la capacidad.

Pero seguramente que nuestros lectores desean saber cómo se integró este personaje a Triple A.

Resulta que sin estar en cartelera Texano apareció como surgido de la manga de algún aficionado, subió al ring en «La Rancherita» y agredió de manera ventajosa al Perro Aguayo quien —por cierto— había declarado que deseaba retirarse enfrentándose a rivales de primera línea. Texano le surtió tan duro, que se pensó que el «Can» se iba a retirar entonces.

Después ya como estrella de Triple «A», Texano volvió a encontrarse en el ring en Tula contra Aguayo, quien tuvo de comparsas a Babe Face y Latin Lover y le volvió a pegar.

El Texano murió en enero de 2006. Descanse en paz.

Esta entrevista se publicó en la revista BOX Y LUCHA edición 2408, en junio de 1999.