Toño Peña: ¡cinco años de ausencia! (2011) -4-, Cuerdas… Cuerdas No. 3046

TOÑO:

Yo estoy seguro que allá, en la arena Celestial, tú estás cumpliendo cinco años de haber llegado, por tanto, te veo rodeado de ÁNGEL BLANCO, DR. WAGNER, CÉSAR VALENTINO, RENÉ GUAJARDO, ANÍBAL y hasta RAY MENDOZA. Casi podría apostar que platican de las grandes batallas que escenificaron en La Catedral de la Lucha Libre, en la ARENA MÉXICO, en el desaparecido TOREO, que cuando lo destruyeron, como hace tiempo comenté, las piedras cercanas al ring hablaban de sus hazañas, de las veces que perdieron o ganaron cabelleras, de las veces que sus sudores se confundieron con la sangre que emanaba de sus batallas, de la ocasión que el mundo se quedó atónito cuando se te metió en la cabeza, TOÑO, hacer debutar a los mini luchadores, que ni eran enanos ni eran altos, sino “hombrecitos”, y ahí teníamos a MASCARITA SAGRADA que ha sido la sensación de los minis.

Yo todavía recuerdo cuando trajiste a varios de tus atletas heridos al sanatorio, me acuerdo lo nervioso que estabas. No puedo olvidar el gran cariño que le profesaste a tu hermana y a tu mamá, eran lo máximo, las adorabas y siempre vigilabas por ellas; no puedo olvidar tus luchas, que eran una cátedra de ciencia, salvajada y maestría, usaste muchas máscaras, pero nunca perdiste alguna, regalaste dos nombres, KAHOS y DALIA NEGRA, pero sólo para demostrar que los originales no podían ser superados. Revolucionaste la lucha, trajiste edecanes, le diste alegría, fuiste criticado, especialmente por mi, pero no por eso dejaste de estimarme, todo lo contrario, me diste una copa, que todavía conservo, y un diploma, que aún lo tengo; llegaste a platicar con mi calavera, con esa con la que tantas veces te retrataste, tengo fotos tuyas de cuando visitábamos los panteones; cumpliste con muchas baladronadas que parecían imposible de realizarse…¡y las realizaste!, como aquella cuando dijiste, al ver la arena México casi vacía, que tú serias capaz de llenarla…¡y la llenaste!; te auguraron un fracaso completo tus detractores, y los hiciste quedar en ridículo, porque todavía están dando guerra OCTAGÓN y KONAN, tus fieles seguidores.

El Rey Midas siempre será recordado.

Es por eso que la Arena Celestial ésta de fiesta, porque ya cumpliste tus primeros cinco años de inquilino. Sé que sigues orientando a tus sucesores desde allá, y no te han quedado mal, porque TRIPLE A continúa, aunque la competencia gringa, con su teatro en vivo, donde actúan hombres y mujeres que parecen luchadores, pero no me gusta como luchan, aunque te he de decir que las luchadoras se llevan por mucho a los caballeros, pues combinan su hermosura con su escultural figura. De ser sincero, el espectáculo está atravesando por una época muy difícil, pues los atletas cada día quieren ganar más, y si no les pagan lo que piden, forman su empresa y se lanzan a la gran aventura, aunque al poco rato regresan al redil.

KAHOS, junto con al MURCIÉLAGO VELAZQUEZ, han sido los luchadores exóticos más misteriosos y tremendos que han existido en todos los tiempos. Ambos levantaron muchos comentarios y hasta leyendas.

Es por eso que este mes de octubre, cuando según los poetas la luna es más bella, he evocado a un gran luchador que revolucionó la lucha libre, pues fue una de los tres más grandes empresas de todos los tiempos, junto a los del CMLL, con la familia Lutherot, a los INDEPENDIENTES, de don Francisco Flores y a TRIPLE A, de KAHOS, TOÑO PEÑA.

CONFETTI: “Memorias de la Lucha Libre” y “Cómo Pelear con su Cónyuge” están de oferta en la librería de Mesones 75 Centro.

Mi Columna ha terminado, pueden romperla.