¿Dónde se metió la Sofi?

¿Dónde se metió la Sofi?

La nostalgia nomás no nos deja olvidarnos de lo grande que fue el Toreo de Cuatro Caminos, aunque a Doña Vicky no le haya parecido así, pero es que en realidad, era un estilo de lucha diferente al que podríamos decir, que se practicaba en la entonces EMLL, hoy CMLL y por ello era interesante ver las combinaciones que se llegaban a dar entre sus elementos en locales neutrales y hasta en los de prestigio, cuando la ocasión lo permitía.

Hasta el día de hoy, escucho a luchadores veteranos, que orgullosos presumen de haber podido practicar ambos estilos, porque cabe aclarar, que, por decirlo así, Cuauhtémoc El Diablo Velasco educó luchísticamente a varios luchadorazos, no todos formaban parte de las filas de la “Seria y estable”, muchos se hicieron en el clan independiente y la prueba más palpable lo fueron Solar I y Satánico, el primero, formando orgullosamente parte de las filas de la UWA, mientras que Satánico lo era de la Seria y Estable, aunque después diera un brinco breve a las filas de la Triple A. La cosa es, que en aquel entonces era interesante ver la combinación de ambos estilos y hasta de ver una competencia deportiva al demostrar cual estilo era el mejor.

Y sí, me dirá usted amargado o “viuda del toreo” pero últimamente… ¡Todos y todas luchan igual pertenezcan al elenco que pertenezcan, aunque que sean independientes! ¡Ya dije! Muchos se copian todo o, mejor dicho, le copian al que ven en la tele o, mejor dicho, al que ven en la internet. Duélale al que le duela.

Y bueno, el tema este se me salió, así como de repente, porque les iba yo a hablar de que habrá próximamente una función “retro” en dónde se pretende poner en el sitio estelar, a elementos de esa época tan añorada del Toreo, aunque algunos de los que ahí aparecen, fueran más de las filas de la casa de enfrente, pero pues, había que llenar la lucha y sobre todo, que se vean parejos. Por experiencia propia, sé que al principio uno dice: “¡Guaaau, las leyendas!”, pero conforme uno los ve en el ring, salvo excepciones, da un poco de tristeza ver que ya sus mejores años, obviamente, han pasado.

De muchos de ellos he escuchado que se retirarían en el momento correcto, antes de que las lesiones hayan cobrado su factura y que su público los vea dando “lástima arriba de un ring” y que conste que estoy repitiendo las propias palabras que en algún momento, ellos utilizaron, sin embargo, siguen subiendo a un ring y el primero que protesta, créalo usted o no, es el mismo aficionado que al principio estaba entusiasmado por volver a ver en un ring a las leyendas, quienes, además, no se tomarán la foto gustosos con ellos, como antaño, ahora deberán de pagar para conseguir la tan anhelada foto, el bonito recuerdo. Habrá que esperar, que sucede con esta función que tal vez, sea la única de este tipo, por parte del promotor aventurado y compinche de esa generación que mirará a sus compañeros, añorando los días en que él convivía con ellos en el vestidor.

Se exhibió un documental sobre el Perro Aguayo, mucha nostalgia se vivió ahí, sin embargo, uno de los que ahí habló, expuso como es el ambiente en un vestidor, diciendo que se ponían a “pistear” todo lo habido y por haber antes de subir a luchar o al bajar de hacerlo. Yo recuerdo que, a mi héroe, Don Daniel García Arteaga, le quitaron su licencia como comisionado por haber dicho lo mismo y también haber dado nombres, muy indignados de tal acción y jamás le ofrecieron una disculpa como se lo merecía, sin embargo, al tipo este se lo celebran y no faltan los “pros” que dicen que esa bonita costumbre no se pierda. Cada cual pues, pero mire usted, muchas de esas leyendas que el señor menciona, duraron muchos más años activos y enteros que el propio delator, que ya se ve más amolado siendo más joven que ellos, ahí se los dejo de tarea.

Por cierto ¿Dónde anda la Sofi Alonso? ¡Ya se volvió a perder! ¿Y los planes? ¿Y los proyectos? Sé por boca de uno de los que le apoyó aquel día, el último que se le miró en público, que ya ni les contesta la llamada… ¿Pos entonces? Nos leemos la siguiente semana. Vamos a despertar a los muertos para seguir haciendo con ellos La LUCHA que se hace LIBRE.