El pasado domingo 29 de agosto la afición de Arena Nacionalista de Mexicali, Baja California, presenció una tremenda lucha por el campeonato internacional extremo en donde el campeón Tigre León defendió su título ante Próximo. El referí se mantuvo afuera del ring, limitándose únicamente a contar, preguntar la rendición y decretar al ganador.

La lucha comenzó con una gran demostración de llaveo, Próximo demostró sus grandes recursos en este terreno para ponerse al par con el campeón. Luego, de las llaves pasaron a los movimientos de alto impacto. Conforme avanzaba la lucha, los contrincantes hicieron uso de diversos artefactos para infligir el mayor daño. La sangre comenzó a verse en las frentes de ambos gladiadores. Sin embargo, ninguno de los dos cedía y era difícil saber quién saldría con la victoria. Sólo un descuido podía cambiar el curso de la lucha.

La gente estaba dividida, aunque la mayoría estaba con el campeón. Los ataques seguían y hubo un fortísimo intercambio de cabezazos, los cuales se podían escuchar en la arena. Las porras a favor del campeón hacían enojar a Próximo. El retador preparó una puerta para romperla en la humanidad de Tigre León, pero el campeón reaccionó y cargó sobre sus hombros a Próximo para estrellarlo sobre la puerta y así conseguir las tres palmadas y retener el cinturón. La gente arrojó dinero para premiar este gran encuentro. Tigre León reconoció que Próximo fue un gran contrincante.

En la lucha semifinal Fray Diablo Jr. y Guerrero vencieron a Alas de Oro Jr. y The Charger Jr.

En más resultados, Alta Tensión y Marino derrotaron a Dragón Rapper y Rey Tortura. La lucha parecía ir a favor del Dragón del Rap, quien salió con un vuelo sobre Marino, pero Alta Tensión fauleo a Rey Tortura para llevarse las tres palmadas.

En la segunda lucha, el Nuevo Fray Diablo derrotó a Tornado Azteca.

En el encuentro inicial Pzayko Jr. derrotó en un triangular a la Máquina y Nextasis (el cual fue atacado por The Charger Jr. y la Máquina después de haber sido eliminado).