Tarde inolvidable en el Toreo de Cuatro Caminos, donde los aficionados respondieron como en los mejores días, al programa que les ofreció la empresa independiente, con motivo del cierre de festejos de los catorce años de esta empresa.

Y hay que resaltar que no sólo fue el lleno, sino que incluso, una considerable cantidad de aficionados, se quedaron con las ganas de ver esta función, pero no pudieron entrar, porque el inmueble era insuficiente.

Pues bien, mucho se temió que este match no se realizara, porque el jueves, el Villano había salido lastimado de su combate titular frente al Signo, donde por cierto el Villano III perdió el campeonato, pero la pantera rosa pudo recuperarse, aunque no del todo, y luciendo un gran vendaje en las costillas y hombro derecho, salió a hacer frente a su reto.

Al ver la lesión del Villano, mucha gente pensó que sería imposible que nuestro compatriota se impusiera al canadiense, pero puede decirse que se hizo la chica.

Desde el inicio de la contienda, Pegassus intentó sacar provecho de la situación de su rival, y de inmediato comenzó a castigar el brazo del Villano, quien se quejaba lastimosamente, pero nunca dejó de pelear, y eso le valió salir adelante, una de las causas que también fue fundamental en el desarrollo de este combate, fue el apoyo del público, quien, en todo momento, estuvo con el mexicano.

Sin embargo, el extranjero se apuntó la primera etapa, con una espectacular plancha y toque de espaldas.

Pero el Villano no quería dar ventajas, y la segunda caída fue relampagueante, ni dos minutos duró, con un impresionante ritmo, el pantera rosa sacó de balance a su rival, y antes de que Pegassus supiera qué estaba pasando, nuestro compatriota lo sometió con una rana, así casi sin darse cuenta, el importado perdió la segunda caída.

Para la definitiva, los dos salieron a rifarse el todo por el todo, ambos gladiadores hicieron gala de su excelente condición física, pero conforme transcurría el tiempo, el dramatismo fue haciéndose presente, porque parecía que el mexicano perdería, Pegassus incluso le rompió la máscara, y lo sangró de la frente, pero el Villano supo recuperarse, y cuando el canadiense trata de llevárselo en una rana, el Villano III se avivó, y fue él quien aplicó la rana de la que no pudo escaparse Pegassus, y así se escribió el tercer triunfo de mexicanos contra canadienses en este año, en lo que se refiere a duelos de máscaras.

El rudo no quería despojarse de su máscara, y Rambo, quien fue su sécond en este match, le decía que no lo hiciera, pero el réferi Fresero lo obligó a que lo hiciera, aunque la gente casi no pudo verlo, porque el canadiense se cubrió con una toalla, por cierto, Pegassus Kid se llama Chris Michael, y es originario de Calgary, Canadá.

En el duelo semitinal, se enfrentaron Canek, The Killer y Fishman vs. Dos Caras, Enrique Vera y Gran Hamada, esta lucha resultó muy espectacular, sobre todo por ver frente a frente a Dos Caras y a Canek, quienes tienen un pique tremendo; la primera ronda fue para los consentidos, quienes se impusieron con rana de Dos Caras a Canek, tope y toque de Hamada sobre Killer, y Fishman mejor huyó para evitar castigo.

En la intermedia los rudos se rehacen, y se llevan la etapa con toque de espaldas de Canek sobre el bicaras, palanca a los brazos de Fish para el Occidental y toque de Killer a Hamada.

En la definitiva, nuevamente se imponen los rufianes con toques de espaldas de Canek y Killer para Dos Caras y Vera, mientras que el hombre pez hacía pedir paz al oriental con palanca a los brazos.

En el evento especial, se presentó el portorriqueño Riki Santana, quien acompañado del Signo y del Negro Navarro derrotó a los Villanos I, IV y V en tres caídas, luego de su triunfo, los rudos retaron a los Villanos a un duelo por el campeonato, pero los morados no aceptaron.

En otros resultados, Transformers, Solar y Huracán Jr., cayeron en tres caídas ante las rudezas del Engendro, Rambo y Babe Face.

Antes, Tamba, Marlin y Katana vencieron en una emocionante batalla al Bello Greco, Kahoz y el Indómito.

Y en la lucha que inició la velada, Lasser y Arquero I sucumbieron ante las rudezas de Sismo y Rey Cobra.

En fin, los eventos de celebración de los catorce años de la aventura independiente terminaron tal y como empezaron, con un rotundo éxito, felicidades a toda esta empresa, y que sigan los triunfos.

Esta crónica se publico en la edición 2021 de BOX Y LUCHA, noviembre de 1991.