Como un verdadero monstruo ha resurgido la popularidad de la lucha libre en México, desde hace cuatro años, aproximadamente. La sangre nueva y un público diferente han revitalizado dicha actividad. Lo cierto es que, en la actualidad, pocos recuerdan a aquellos hombres que forjaron el camino para llegar a lo que hoy estamos viviendo.

Ex luchador de origen libanés.

Es por eso que BOX Y LUCHA se da a la tarea de mostrar al último eslabón de la época de oro de la lucha libre nacional, aquel que en su retiro fue despedido con mariachi de la Arena México, y que fue parte de esa camada de grandes luchadores como Médico Asesino, Tarzán López, Santo, Blue Demon, Tonina Jackson, entre otros; se trata del Sheik Mar Allah, quien comenta:

«Estoy muy agradecido con ‘la vida por dejarme vivir cosas tan maravillosas como ser luchador, soy el único hombre que queda de esa generación, nosotros hicimos este deporte, lo engrandecimos y llevamos a lo más alto; lamentablemente mucha gente nueva no nos reconoce, son muy jóvenes, pero es bueno que sepan la historia, que conozcan lo que fue la lucha libre en sus inicios».

También fue réferi.

De origen libanés, Mar Allah inició en la lucha libre desde muy joven, llamado por el padre de este deporte en México, Salvador Lutteroth:

«El señor Lutteroth me vio y pidió que entrara en lo que era la Empresa Mexicana de Lucha Libre; yo fui con mucho gusto, inicié en la vieja Arena México, un lugar muy bonito, pero pequeño; con el tiempo llegué a la nueva Arena México, fue algo muy especial estar ahí porque la vi nacer desde sus cimientos, era algo majestuoso, por eso le agradezco al señor Salvador el haberme llevado a la lucha; si volviera a nacer volvería a ser luchador», aseguró.

Participó en las películas de Huracán Ramírez.

Mar Allha grabó películas al lado de grandes estrellas del cine nacional; desde joven convivió con figuras que pocos podrían creer, como el presidente de Cuba, Fidel Castro:

«Yo conocí a Fidel cuando estuvo en México, apenas estaban planeando la revolución, él y el Che Guevara; tuvimos una buena relación, después él tomó su camino y es lo que es», dijo esta leyenda, cuya trayectoria ha sido reconocida por los presidentes Ernesto Zedillo y Carlos Salinas, al grado de haber sido invitado a una ceremonia en Los Pinos.

Mar Allah acompañado de su hijo, Mar Allah Jr.

Durante su carrera, Mar Allah ganó campeonatos, trofeos, cabelleras, y fue reconocido por su trabajo en México, Estados Unidos, Centro y Sudamérica; pero llegó el momento del retiro:

«Yo estaba lastimado y tomé la decisión de irme, aunque no lo hice por completo ya que también fui réferi; recuerdo mi despedida con mucho cariño, fue en la Arena México, ante un gran lleno y con mariachis», recordó.

Mar Allah, decano de la lucha libre.

A sus más de ochenta años de edad, Mar Allha sigue recordando aquellos tiempos de gloria y sólo espera que los jóvenes conozcan a las grandes estrellas de ayer. Hace unos meses, el presidente de la Comisión del Lucha del D.F, El Fantasma, le comentó la posibilidad de un homenaje, el cual aún no se ha realizado; por lo pronto, el decano de la lucha libre seguirá enseñando a la nueva generación de aficionados lo que fue la mejor época del pancracio nacional.

Esta entrevista se publicó en BOX Y LUCHA No. 2821 en junio de 2007.

El Sheik Mar Allah murió a la edad de 89 años de causas naturales el 25 de marzo de 2011. Descanse en paz.