cavernario-galindo
Debido a la ausencia del Cavernario, fui terriblemente a paleado.

¡Hola! queridos amigos. En esta ocasión hablaremos de un muchacho que nos ayudaba, a todos los luchadores en Ciudad Mante, Tamaulipas; era una persona muy servicial, me refiero al Solito. El promotor Rodolfo Esperanza lo tenía para lo que se les ofreciera a todos los luchadores y a este joven también la gustaba andar con nosotros, se sentía bien. En una ocasión el promotor Esperanza me comunicó que le hacía falta un luchador.

¿Cómo le hacemos? -, pregunté.

-Bueno vamos a meter a este muchacho, al Solito
-,me respondió.

-¿Pero sabe luchar?-, pregunte.

-Cuando vienen a entrenar los luchadores, él también lo hace con ellos , bueno contigo no, pero con otros que vienen de México se ha estado preparando y creo que va a ser buen papel-
, me comentó seriamente el promotor

Durante la función El Solito, aunque no fue la maravilla, sacó adelante la lucha, porque no es fácil prepararse rápidamente. El nombre del Solito, se lo pusieron porque era admirador del Solitario, que en ese tiempo era una de las máximas estrellas que existían en la lucha libre mexicana, no sólo a nivel nacional, sino a nivel internacional”.

Cuando llegábamos a la terminal de autobuses de Ciudad Mante, iba presuroso a recogernos con nuestro equipaje, cargaba las maletas, nos llevaba a hospedarnos al hotel y por último nos dejaba dicho el número de nuestra habitación; además era conocido por toda la gente de Cuidad Mante. En ocasiones el promotor Rodolfo Esperanza hacía funciones de box en un poblado cercano a Ciudad Mante, llamado Xicoténcatl, y le llegaban a faltar boxeadores y lo subía a pelear porque sabía boxear bien; como el promotor, además era manager de boxeadores sabía lo que decía. El Solito era servicial para todo, no le tenía miedo a nada.

En una ocasión yo estaba muy enfermo, me atendieron en la ciudad de México pero no daban con la enfermedad que tenía, así que abrieron mi pecho para sacarme sangre porque pensaron que tenía leucemia. Me llevaron a varios hospitales hasta que por fin fui atendido en el sanatorio Londres y el Dr. Mario Alberto Álvarez diagnosticó que tenía amibas en el hígado. Por esas fechas mi hermano el Villano I, también estaba internado, pero en el hospital 20 de Noviembre, fue atendido de un golpe que se dio en la cabeza pues se había aventado un tope y como no logró su objetivo se estrelló de cabeza en el piso de la arena Coliseo.

A partir de ese momento estuvo enfermo y esas fueron las causas por las que falleció mi hermano el Villano I, el 4 de enero del 2002. Tras el golpe que se dio estuvo internado tres meses aproximadamente, cuando salió del hospital estaba muy delgado, había perdido varios kilos de peso, lo mismo me pasó a mi cuando estuve internado en el sanatorio Londres. Cuando me dieron de alta mi papá andaba de gira por el norte.

Antes de saber cuál era mi enfermedad y de que me internaran, estuve de gira por Ciudad Mante, iba a luchar contra el Cavernario Galindo, a pesar de que era un veterano el señor tenía una enorme calidad. Resulta que el Cavernario Galindo no llegó a la función, nunca supimos los motivos que lo orillaron a ausentarse.

El promotor Esperanza dijo que iban a subir a otro luchador, pero como yo me sentía ya muy enfermo, estaba muy débil, con temperatura y nunca pregunte a quien iban a subir, cuando llegué al ring cual va siendo mi sorpresa que era una batalla campal en la cual estaba luchadores locales como Chico Cervantes, Oso Matteus, Alejandro Montaña, Rudy Valentino (de San Luís Potosí), Sergio Aragón y El Solito. A este último lo vi parado en un rincón y cuando sonó el silbatazo inicial se dejó ir contra de mí y me dio con todo; no tenía fuerzas para responderle y me decía:

Ándale ahora si mándame por el agua oxigenada, o por los refrescos, mándame.

La verdad si hubiera sabido todo lo que traía hubiera preferido al Cavernario Galindo como rival porque me hubiera tratado mejor que El Solito.

Eso me dejo como experiencia que no hay enemigo pequeño y nunca hay que menospreciar a ningún oponente porque subió a golpearme con mucho coraje y se vio más salvaje que el Cavernas. Espero sus comentarios a ardimen3@yahoo.com

{module 213}

  Artículos relacionados:
{module 163}