ENTRE los elementos que han recibido su oportunidad en Desastre Total Ultraviolento, destacan dos rudos peso completo a quienes la afición ya identifica. Se trata de Demoledor y Dance Boy.

DEMOLEDOR, PESADILLA DE ÁNGEL O DEMONIO

“Ángel o Demonio es un gran elemento, pionero en la lucha extrema, su único problema es que ya está viejito; por eso lo voy a hacer a un lado, y lo raparé en mayo. No soy un improvisado (llevo 9 años en la lucha, y mi profesor es Fire), provengo de Reyes del Ring, de doña Martha Villalobos, quien, junto a La Hechicera, me apoyó mucho, mi gratitud hacia ellas. Tuve que tocar muchas puertas para llegar hasta aquí, y es que como novato, se sufre mucho, pues los promotores no confían en uno, por eso valoro la oportunidad que me da Crazy Boy. En México hay mucho talento desperdiciado, habemos varios luchadores independientes que estamos al nivel de quienes aparecen en televisión, pero nuestra desventaja es que no somos juniors y no tenemos palancas”.  

DANCE BOY, VIOLENCIA QUERETANA

“Llevo 6 años en la lucha libre; mi profesor es El Atómico, de Querétaro. Mido 1.83 metros, y peso 115 kilos. Mi tonelaje no es impedimento para ser buen luchador, al contrario, tengo más armas para acabar a mis rivales. Es muy padre para mí que la gente ya me ubique y reconozca mi trabajo. Estoy muy agradecido con DTU por haberme abierto las puertas, ojala más empresas dieran apoyo a gente que lo único que necesita es proyección. La lucha libre implica muchos sacrificios, pero cuando uno ama la actividad, se es capaz de soportar. En el próximo evento, en mayo, enfrentaré a Violento Jack y Aero Boy; son buenos luchadores, pero los voy a aplastar”.