2937-maximo-india-sioux

India Sioux y Máximo están casados. Llevaban dos años deseando convertirse en papás; inclusive, India Sioux se retiró un año de la lucha libre para intentar concebir. A principios de este año, lo logró. Su hijo nació el pasado 18 de agosto. La feliz mamá habla para BOX Y LUCHA de la llegada de su primogénito:

“A pesar de que el bebé nació a los 8 meses de gestación, está muy sano y eso es lo más importante. Mi esposo y yo anhelábamos tener un hijo, pero no se había dado la oportunidad. Cuando decidí volver a luchar y dedicarme de lleno al gimnasio, empecé a sospechar que estaba embarazada, porque en uno de los entrenamientos me cansé demasiado. Esto ocurrió en enero, y un mes antes fue mi última lucha en la Arena México.”

India Sioux tuvo a su bebé por cesárea; como consecuencia, estará ausente de los cuadriláteros durante un largo tiempo: “Mi recuperación será más lenta, y como quiero volver bien, entera, estaré fuera durante un año, mínimo. Por el momento, no me interesa nada más que dedicarme a mi hijo y a mi esposo.

“Quedé en muy buenos términos con el Consejo Mundial de Lucha Libre. Ellos sabían que quería ser mamá. Me dijeron que siguiera adelante y que el día que decidiera volver, lo hiciera sin problema alguno. Las puertas de la empresa quedaron abiertas para mí.

“Considero que este fue un muy buen año para tener a mi hijo. Por lo de la influenza, hubo poco trabajo y no me voy a perder de mucho. Sé que en la lucha libre me quedé a medias, porque estaba buscando cabelleras o un campeonato. Hasta el momento, mi logro más importante es haber desenmascarado a La Medusa en la Arena Coliseo, hace como dos años y medio.

“Regresaré con muchos cambios y nueva imagen, para empezar desde cero. Como luchadora activa tengo tres años, pero si sumamos las pausas en mi carrera, serían cinco años. Estoy segura de que nuestro bebé será junior nato, porque vengo de una familia luchística: mi tío Pirata Morgan, mi primo Rey Bucanero, mi mamá India Sioux, mi tía La Marquesa y Hombre Bala, mi papá. Ojalá que la afición no me olvide.”

“Ser papá es más difícil que ser luchador”: Máximo.

Debido a que el bebé de Máximo e India Sioux fue prematuro, tuvo que quedarse en el hospital una semana, en observación. Su papá –quien en la lucha libre encarna un personaje muy simpático, pero fuera de la lucha tiene un carácter firme, decisivo- estuvo todo el tiempo al pendiente de él:

“Durante el embarazo, le dije a mi esposa que por ningún motivo entraría al quirófano a acompañarla, ya que me da mucho miedo la sangre; sin embargo, a la mera hora me armé de valor. Cuando estaba adentro sentía que me iba a desmayar. Vi a los médicos haciendo la cesárea y fue escalofriante; sin embargo, me puse feliz cuando pude ver a mi hijo.

“Mucha gente ya sabía que India Sioux y yo estamos casados, aunque otros apenas se van a enterar. Muchas gracias a todos los aficionados que nos apoyan en este momento tan importante.”

Artículos relacionados:
{module 163}