Entre los pasillos de la arena México apareció un equipo en color celeste el cual enfundaba a un impresionante físico. El único detalle fue que el atuendo era muy similar al de otro luchador, así llegó Diamante Azul al recinto de la colonia Doctores.

Poco a poco este gladiador fue escalando peldaños y dejando atrás esa sombra que parecía lo iba a opacar. Para mí es el mejor técnico que en el momento está en el CMLL, hace mucho tiempo yo no veía a algún gladiador que tuviera la técnica de éste.

No quiero sonar a porrista, pero en verdad las bases que tiene se le notan desde que entra al cuadrilátero. Por supuesto tiene el cuerpo clásico del luchador, recio, fuerte, grande. Me hace recordar a los enormes selváticos que forjaron con sus llaves la historia de nuestro pancracio.

Su regreso a la Catedral de la lucha libre pienso es benéfico pasar a la “Seria y Estable” ya que no hay un héroe que esté en la esquina “limpia”, tal vez el pueda ocupar ese lugar. Últimamente se ha enfrascado en tremendos duelos contra Rush, ambos pesos completos, vaya qué luchas he visto. Tal vez me lluevan las críticas, pero así lo veo.

Hace ocho días exponía que no veía rivalidades claras, ahora esta que nace, puede ser la que necesita nuestra lucha libre. Creo todos queremos que haya un nuevo boom en el arte del catch. Todo indica que esto puede suceder ahora que ya hay un protagonista y enfrente tiene a un antagonista como lo es el “Toro Blanco”, ojalá se aproveche.

Por hoy sonó la tercera palmada, recuerden que esta columna refleja la opinión personal de quien escribe, no del medio. Sugerencias, críticas, y comentarios, ya saben los leo con mucho gusto, pueden mandarlos al correo gerardoescutia@hotmail.com o escribirlos en la parte inferior del texto.