Todos pensaban que Stuka Jr. sería el nuevo Campeón Mundial Histórico de Peso Medio, de la NWA, cuando -con una plancha misil- estaba a punto de liquidar a Último Guerrero; sin embargo, el luchador de otro nivel aprovechó que, después de la plancha, Stuka Jr. rebotó y quedó con espaldas planas. De inmediato lo tomó por sorpresa y el réferi contó las tres palmadas, en favor de Último Guerrero, quien continúa su reinado.